Las calles bogotanas se vistieron de verde y violeta de la mano de las movilizaciones feministas que se dieron hoy dentro del marco del día internacional de la mujer. La principal marcha se llevó a cabo desde el Centro Nacional de Memoria Histórica hasta el barrio Olaya Herrera, donde finalizó con un bazar y con distintas muestras artísticas. Las movilizaciones dejaron un balance positivo, sin hechos violentos que lamentar en contraste con recientes marchas realizadas en la capital.

Muy temprano grupos de mujeres se empezaron a concentrar en la esquina del Centro Nacional de Memoria Histórica. Con pancartas, coloridas capuchas, disfraces o usando sus cuerpos como lienzos; las mujeres conmemoraron un día más de luchas en contra del patriarcado.

La movilización hizo énfasis en la situación actual del aborto en Colombia, así como acerca de los feminicidios y el reciente caso de la violación ocurrida al sur de la ciudad de la mano de un policía. El tema del aborto se ha vuelto crítico, en especial porque los distintos poderes no han querido dar el paso adelante con la despenalización total, y cada tanto los sectores religiosos y conservadores insisten en desmontar las causales que permiten que las mujeres se pueda practicar dicho procedimiento.

Los feminicidios han hecho de Colombia uno de los tres países más peligrosos para ser mujer en América Latina. Esto sumado a que las mujeres han sido trofeos de guerra durante todas las etapas de los distintos conflictos armados en el país. Agravando aún más la situación con un enorme número de niñas y adolescentes abusadas y asesinadas cuyos crímenes aún siguen en la impunidad.

La marcha también tuvo la presencia de representantes de la comunidad trans, quienes también han denunciado los crímenes en contra suya. Ellas junto con otros colectivos organizaron un festival artesanal y gastronómico en el parque principal del barrio Olaya Herrera, en cuya oferta también se podían encontrar talleres de autocuidado y defensa personal.

Otro año más en que las mujeres vuelven a poner de manifiesto que Colombia sigue sumida en el machismo, y que este machismo básicamente les está costando la vida.

Publicación anterior

HIGH REPUBLIC, SONIDOS CON ALTURA.

Siguiente publicación

TARDE MORADA SOUNDSYSTEM, RESISTENCIA FEMENINA A TRAVÉS DEL ARTE Y LA CULTURA.

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.