Desde la firma de los acuerdos de paz de La Habana, han sido asesinados más de 180 exguerrilleros. En sus zonas de concentración, en las ciudades o en el campo, no hay selectividad para el exterminio pero sino un proceso sistemático. Con el estado como uno de los actores detrás de estos crímenes, o como cómplice al no dar suficiente seguridad; los desmovilizados que continúan apostándole a la paz, persisten en mantenerse al margen de la guerra aun cuando la violencia los acecha. Hoy en Bogotá, simpatizantes del partido FARC y algunos de sus dirigente se dieron cita en el parque de los periodistas para con un cacerolazo pedir que pare el exterminio de sus integrantes.

Aún cuando los países garantes del acuerdo y las Naciones Unidas han exigido más compromiso del gobierno con la paz, pareciese que este está concentrado en ir colocando trabas para el proceso de paz. Desde no dar garantías, hasta includo objetar a la JEP, las estrategias del gobierno han sido criticadas por diferentes estamentos nacionales e internacionales.

Debido a la falta de garantías, y a la constantes amenazas de distintos actores armados legales e ilegaes; han comenzado desplazamientos de desmovilizados en departamentos como Antioquia. En situaciones similares se han visto los desmovilizados que están en Norte de Santander, en especial después del asesinato de Dimar Torres por parte de miembros del Ejército Nacional.

El cacerolazo, consistió en un acto simbólico con velas y pancartas para recordar los nombres de los desmovilizados caídos en el posconflicto. Con intervenciones de Carlos Antonio Losada, Victoria Sandino, Sandra Ramírez y Sergio Marín; así como intervenciones artísticas, se recordaron a los asesinados y se pidió al gobierno celeridad con medidas para evitar el exterminio.

Los desmovilizados ratificaron su compromiso por la paz a pesar de la complicada situación de la mano de sus intenciones de seguir apostándole a la paz. Apuesta que ya le ha costado la vida a más de un centenar de ellos.

Publicación anterior

Historias de Jazz, Vol.1

Siguiente publicación

Así se vivió la fiesta del rock colombiano

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.