En el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación se llevó a cabo un encuentro por parte de un grupo de personas de la ciudad, que decidieron salir a las calles y manifestarse por las diferentes masacres que han ocurrido en el país en lugares como Cali y Samaniego. Esta manifestación tuvo apoyo en distintos lugares de la capital como Ciudad Bolívar y Suba.

Fotografía: Lina Gasca.

Las razones.

En Colombia se han presentado más de 13 muertos por masacres en diferentes zonas del país afectadas fuertemente por la violencia. En Samaniego (Nariño), fueron asesinados y masacrados 8 jóvenes que tenían edades de entre 17 y 25 años, un grupo se encontraba volando cometa en la vereda Santa Catalina y el otro estaba compartiendo en una reunión familiar.

Al suroriente de Cali, en un cañaduzal , fueron asesinados cinco jóvenes entre 14 y 16 años de edad en un barrio, que había servido como resguardo para varias familias provenientes del pacífico, las cuales ya habían sido víctimas del conflicto armado colombiano. También se dio a conocer el caso de dos jóvenes de 12 y 17 años en Leiva, municipio de Nariño, los cuales habían sido asesinados mientras se dirigían hacia su colegio por miembros del Clan Golfo.

Fotografía: Lina Gasca.

Actos conmemorativos.

En honor a la vida de estos jóvenes, los manifestantes decidieron llevar cruces con los nombres de personas asesinadas debido a la violencia que vive el país a diario. La manifestación tuvo lugar para recordar a jóvenes asesinados por la fuerza pública como Dylan Cruz y Nicolas Neira, los cuales fueron impactados en su cabeza por gases lacrimógenos provenientes de proyectiles del Escuadrón Movil Antidisturbios (ESMAD).

Antes de comenzar la movilización, también se llevó a cabo un acto conmemorativo en el cual se dibujaron sobre el suelo unos recuadros en los que estaban los nombres de las personas asesinadas, algunos manifestantes se tiraron al suelo para simbolizar la vida de estos jóvenes, líderes y lideresas sociales.

Mediante una ruta fantasma, la manifestación llegó hasta la Plaza de Bolívar en el centro de la ciudad, lugar en el cual, después de un intento por negociar la entrada a la misma y ser denegada, se presentaron disturbios entre los manifestantes y la fuerza pública al igual que agresiones por parte de la misma.

Posterior a la jornada de manifestaciones, la alcadesa de Bogota Claudia López se pronunció en contra de la misma. Por su cuenta de twitter dió a conocer su opinión al respecto diciendo que no se podía permitir que estas manifestaciones fueran un foco de contagio debido a la pandemia por COVID – 19.

TRIPIDO Y EL AUGE DEL GRAFFITI EN BOGOTA
Publicación anterior

El auge del graffiti en Bogotá

Siguiente publicación

Los embera siguen esperando soluciones

Lina Gasca

Lina Gasca

Comunicadora social - periodista y fotógrafa, cree firmemente en la imagen como una fuente poderosa de transformación social, documentalista y fotorreportera.
Trabajo enfocado a la muestra de situaciones intrínsecas de la sociedad que necesitan una mirada distinta.