¿Dónde están los desparecidos? Esta sigue siendo la pregunta que se hacen las familias de las víctimas por desaparición en Colombia, quienes hoy 30 de agosto en el Día internacional de las víctimas por desaparición forzada, a través de organizaciones como el Movimiento de víctimas por Desaparición Estatal MOVICE, y la Mesa Nacional de Trabajo por Desaparición Forzada, no solo conmemoraron esta fecha, sino alertaron a la sociedad colombiana y a la comunidad internacional sobre la persistencia de este crimen en el país.

Fotografía: María Paz Cubides

En el marco de esta jornada se realizaron diferentes actividades, como un conversatorio internacional transmitido a través de Facebook Live, una Galería de la Memoria como forma de acto conmemorativo, realizado en la Universidad Pedagógica de Colombia, y una galería audio visualo a cargo de la Manifestación Social Audiovisual MA.S.A.

Fotografía: María Paz Cubides

Según cifras expuestas por estas organizaciones, el comité Internacional de la Cruz Roja a documentado 2.083 casos de desaparición forzada entre el 2 de diciembre del 2016 y 20 de agosto de 2020, de los cuales 466 casos han ocurrido en lo corrido del 2020, indicando así que cada 4 días en promedio se registra un nuevo caso de desaparición en el país, principalmente en zonas fronterizas de departamento como Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Chocó.

Fotografía: María Paz Cubides

Otras cifras reveladas son las del el Observatorio de Violencia del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias forenses, que por su parte arrojan que entre enero y julio de 2020 fueron reportadas 2.460 casos de personas desaparecidas, donde 92 personas 948 vivas y 1420 continúan desaparecidas.

Así mismo estas organizaciones han podido establecer que las ciudades capitales son las que tienen mayor número de casos reportados, el año anterior Medellin presentó 294 casos, Bogotá 922 casos, Valle del Cauca 188 y Cúcuta más de 100 casos.

Fotografía: María Paz Cubides

En lo corrido del año 2020 según el Comité de la Cruz Roja y las mesas departamentales sobre desaparición forzada, las cifras han ido en aumento a pesar del aislamiento y la cuarentena a causa del covid 19, y son actualmente los líderes y lideresas sociales, mujeres y jóvenes las principales victimas de este crimen, afectando principalmente territorios como el Catatumbo, el Pacifico caucano y nariñense, el Bajo Cauca, la ciudad de Medellin y el municipio de Bello en el departamento de Antioquia.

Lea también: Los Embera siguen esperando soluciones

Para estas organizaciones y para las víctimas es evidente que las autoridades no han asumido un compromiso real por combatir este flagelo, ni para buscar a los desaparecidos, no existen avances en las investigaciones, sus esfuerzos resultan insuficientes, pero sobre todo la falta de voluntad política y el incumplimiento al acuerdo de paz firmado en el año 2016, así como un cerco de impunidad donde las pocas investigaciones que se hacen ante la Fiscalía General la Nación terminan archivadas, y sin ningún resultado de justicia para las víctimas y sus familiares.

Para estas organizaciones de víctimas es urgente que se ratifique la competencia al comité de las Naciones Unidas contra la desaparición forzada, pedido al que se han unido varias organizaciones de Derechos Humanos y 23 congresistas actualmente, insisten también en la urgencia en que la Fiscalía y la Jurisdicción Especial Para la Paz JEP, avecen en la investigaciones y el esclarecimiento de estos los hechos, así como en la identificación de los responsables.

Todo lo anterior bajo una posición de un Gobierno negacionista e incluso premiante frente a varios agentes del Estado incluyendo altos mandos del Ejercito Nacional involucrados en ordenar detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas, les piden que como parte de su compromiso con la verdad entreguen información que ayude a encontrar a las víctimas.

Publicación anterior

La nueva normalidad de los autoconciertos en Usme

Siguiente publicación

BiblioRed abren sus puertas

María Paz Cubides

María Paz Cubides

Comunicadora social y periodista, buscando historias en esta vasta e inhóspita urbe. Hereje, sentipensante, amante de la fotografía y la danza.