Esta no es la historia de un Coronel que en sus 100    años de soledad, no tiene quien le escriba. No es la historia de un General que en su laberinto, hace Memoria de sus Putas Tristes. Tampoco es la Crónica de una muerte anunciada o  del Amor y sus demonios en los tiempos del cólera. 

Es un simple recuento de la visita a la casa museo donde el pequeño Gabito empezó a soñar con ese realismo Mágico. 

Un 17  de Abril, el cuerpo físico de nuestro nobel   de Literatura partió de este plano terrenal siguiendo el vuelo de esas mariposas amarillas para  adentrarse en una realidad diferente. Pero su legado permanece en la historia viva de sus obras literarias y en la cultura que se respira en el caribe colombiano. 

En las paredes de Cartagena, el arte urbano muestra las facetas del Gabo y en la trágica zona Bananera de Colombia, en el Magdalena, se encuentra un pequeño pueblo con no más de 38.000 habitantes; Aracataca  un lugar donde el tiempo se detuvo hace más de Cien años. 

En la carrera 5 de este pueblo, después de caminar la vía del tren, se encuentra la Casa Museo Gabriel García Márquez  la cual fue abierta desde el 2010 y abre sus puertas para recorrer los 14 ambientes en los cuales una vez pase esta cuarentena, se espera que los turistas, los  amantes de la literatura y los curiosos puedan recrear los años de infancia del escritor en la casa que tuvo gran influencia para su legado.

El tour permite un acceso íntimo a los espacios de la casa como la habitación del pequeño Gabo, la cocina y el taller de platería de su abuelo Nicolás quien le contaba las historias de la Guerra de los Mil días. 

Mientras este proceso de cambios  nos permite volver a visitar esos lugares mágicos les dejamos algunas de las imágenes del tour.

 A través de la fotografía, la mente también puede viajar! 

@diariosdbicicleta 

Publicación anterior

Ciudad Bolívar: Entre el hambre y el virus

Siguiente publicación

Premio (CNC) en el Encuentro Internacional de Productores del FICCI

Big Fish

Big Fish

Bogotano, Docente , Guía turístico . Amante de las bicis, la montaña y la lectura. Realiza su labor en sector turismo y navega por los siete mares con cámara en mano.