John Fitzgerald, un escultor colombiano completa tres días en huelga de hambre exigiéndole al gobierno ayudas para el sector cultural. Con carpas y pancartas y en medio de periódicas visitas médicas, el artista espera que se dé una mesa de diálogo desde el gobierno nacional.

Ley del artista

Históricamente el sector cultural siempre ha estado en el abandono por parte del estado. Por ende no es de extrañar que en medio de la pandemia, sea uno de los sectores más afectados. En especial porque los lugares donde podían hacer visibles sus obras fueron de los primeros en ser cerrados y gradualmente han sido de los últimos que están abriendo.

John Fitzgerald, ya completa más de 72 horas de huelga de hambre y sin recibir una respuesta del gobierno.

Adicionalmente en muchos municipios los estímulos al arte, fueron desviados a la salud o a otros rubros con el propósito de manejar la pandemia. Debido a dicha situación es que el escultor solicita que se realice una mesa de diálogo con el gobierno para definir una ley del artista.

Lea también: 21A: Manifestaciones en contra de la violencia y las masacres en Colombia

Fenómeno en redes

Desde que comenzó su huelga del hambre, se ha estado promoviendo la consigna «#MeCosiLaBocaxLaPaz», que se hay hecho viral en redes sociales en paralelo a las múltiples denuncias por masacres a lo largo y ancho del país. Además el artista ha acuñado el lema «¡Hoy muere un artista y se levante un pueblo!». Dicha frase la tiene en un cartel que carga consigo.

Su protesta ha coincidido con la realización del encuentro «Un canto por Colombia», en donde tuvo eco. Incluso Residente de Calle 13 manifestó apoyo a su causa.

Controversias

En la medida que se hizo viral su protesta, han aparecido distintas voces que critican a Fitzgerald. Recientemente se han divulgado vídeos en donde aparecía apoyando la campaña de Oscar Zuluaga. Razón por la cual algunas personas lo han censurado por su posición política del pasado.

Lea también: El campamento de la Unal sale a las calles

También ha salido a la luz, graves situaciones de misoginia, machismo y violencia de su parte hacia sus hijos. Los cuales según afirmaciones de los mismos, afirman que Fitzgerald es un hombre egoísta que simplemente busca reconocimiento personal y que no está realmente afiliada a ninguna causa. En el sitio Web de la Unesco tampoco se lista al escultor entre los embajadores ni entre los artistas por la paz, ya que él afirma ser embajador de dicha organización.

A pesar de estas controversias, muchos movimientos sociales han rodeado al escultor, e incluso agrupaciones musicales y poetas se han acercado a su carpa a traerle palabras de aliento.

Publicación anterior

Altos de la Estancia: Un pueblo en resistencia

Siguiente publicación

Anthony B se une por primera vez a dos talentosas voces colombianas

Lina Gasca

Lina Gasca

Comunicadora social - periodista y fotógrafa, cree firmemente en la imagen como una fuente poderosa de transformación social, documentalista y fotorreportera.
Trabajo enfocado a la muestra de situaciones intrínsecas de la sociedad que necesitan una mirada distinta.