Para el tema de este año 2021, las Naciones Unidas hacen un “llamado a la justicia social en la economía digital”, debido a que por consecuencias de la pandemia por COVID-19, muchas empresas han llegado a ciertos acuerdos con sus funcionarios para trabajar a distancia y así poder seguir adelante con su trabajo y producción, y así seguir fortaleciendo el crecimiento y su llegada en la llamada “economía digital”.

La llegada de la pandemia ha dejado ver las desigualdades que viven algunos trabajadores debido a que muchos de estos empleados están expuestos a los riesgos de este virus, ya que dependen específicamente de su trabajo de forma presencial.

Imágenes tomadas de Twitter (@datoatipico)

Ahora para empezar hablar desde contexto colombiano ¿en nuestra nación hay justicia social? Aunque en nuestra constitución de 1991 no es un valor que está explícitamente escrito, pero hay tres elementos que cumplen con el significado de lo que es justicia social: igualdad de oportunidades, la dignidad humana y el Estado social de derecho.

Lea también: SOS Buenaventura – Entre disputas y Resistencia.

Hablemos del primer elemento, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), nos mostró en un informe en donde expone que el desempleo durante el 2020 se ubicó en un 15,9 por ciento, en donde en el mes de abril fue en el mes donde más gran parte de la población desertó de sus puestos de trabajo, debido a que más de 5 millones de empleos fueron destruidos.

Con base a lo anterior, nos surge una duda ¿actualmente hay igualdad de oportunidades? Bueno, algunos estudios realizados en América Latina, y enfocándonos en nuestro territorio nacional, muestran que el color de la piel sigue siendo un valor importante a la hora de conseguir un empleo o tener más posibilidades de éxito. Y ¿en cuanto a tema de género? Este también sigue siendo un factor importante, aunque una mujer tenga el mismo nivel académico que el de un hombre o mejor, sigue habiendo una brecha salarial y siguen ganando menos.

La desigualdad en medidas

Actualmente, según el coeficiente de Gini (es una medida de la desigualdad, esta se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, esta medida va de 0 a 1, donde 0 es la igualdad perfecta y el 1 es la desigualdad perfecta) Colombia sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo, y su índice de Gini es de 0,517, eso no más hablando en cuestiones de ingresos económicos.

Para algunos sociólogos, al haber una brecha de desigualdad grande, empiezan haber estratificaciones en la sociedad, y las relaciones sociales entre personas comienzan a cambiar, y se inicia la segregación de distintas clases.

Para concluir, esto es un problema que afecta a todos, incluso para los más “privilegiados”, al haber más diferencia social, falta de oportunidades, pues se incrementa la violencia, hay más miedo de salir y disfrutar el espacio público, además servicios como de educación, seguridad y de salud van a aumentar su precio, así que promover la justicia social no es de unos pocos, sino de todos.

Publicación anterior

“The Collapse” presenta nuevos episodios en Colombia

Siguiente publicación

Arte en medio de la lucha en América Latina

Nicolás Vargas Tovar

Nicolás Vargas Tovar

Made in Bogotá, soy estudiante de comunicación social y periodismo, me gusta mostrar las situaciones sociales como son en la realidad, soy creyente de que la música y la pintura son las mejores expresiones de nuestras emociones y nuestros sentimientos. Amante de los viajes, de la naturaleza, de los gatos y de los momentos más simples que nos otorga la vida. Me gustan los videojuegos y las caricaturas, la comida, y la buena música.