Si vivir del arte era difícil antes de la cuarentena, se hizo aún más difícil durante la misma. Los artistas normalmente han sido marginados del presupuesto de la nación. Por ende en su gran mayoría, el arte o las expresiones artísticas están relegadas a la marginalidad o a vivir del día a día. Los mariachis, aquellos intérpretes de música mexicana tan arraigada en Colombia; Son de esos tantos grupos que están sufriendo en carne propia la rigurosidad de la cuarentena. Razón por la cual decidieron salir diariamente por toda la ciudad a entregar su talento a cambio de colaboraciones de la ciudadanía.

Vistiendo equipos de protección, pero con sus trajes típicos, los mariachis ruedan por Bogotá apelando a la solidaridad de la ciudadanía.

Lea también: SOS Meseros Independientes

El rebusque

A distintas escalas, el mundo musical está padeciendo la cuarentena. Aunque los artistas famosos no han tenido mayor riesgo durante la cuarentena, algunos han recurrido a los espacios virtuales.

Pero para el caso del arte callejero, en particular de los mariachis; el acceso a recursos virtuales es más limitado además que la audiencia no es lo suficiente como para recolectar lo necesario para poder sobrellevar la cuarentena.

De otro lado, teniendo en cuenta las clasificaciones gubernamentales en muchos casos no entran dentro de los grupos vulnerables que pueden acceder a los subsidios dispuestos por el gobierno. Razón por la cual, la única opción ha sido buscar en la calle lo que las noches de serenata les otorgaba. Eso si, saliendo a las calles a correr riesgos de contagio y teniendo en cuenta que en su mayoría no tienen una afiliación formal a un sistema de salud privado.

Lea también: Parche en casa con SoyAyuda Fest

La «romantización» del rebusque ha hecho que el estado y la sociedad ignoren la realidad de muchos sectores y en especial el estado ha encontrado en esto la forma de evadir sus propias responsabilidades.

Subempleo

Ellos como tal son reflejo de la realidad que se hizo más evidente con la cuarentena. Un país con un demasiadas personas en la informalidad pero consideradas por el estado como personas con empleo, aún cuando estas actividades carezcan de muchas condiciones mínimas para asegurar salud o pensión.

Lea también: Reciclaje:Tejiendo hilos de vida y amor en Ciudad Bolívar

Este tipo de subempleo sin garantías hace que realmente haya una falsa tranquilidad a nivel estatal, cuando realmente existe una gran multitud de personas que debido a este tipo de empleos se pueden colocar en riesgo en cualquier momento debido a situaciones como esta.

Publicación anterior

LEY DE ORIGEN - El Poder de la Tierra

Siguiente publicación

Plantón contra la infamia

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.