Persisten las protestas contra la infame violación de una menor émbera por un grupo de soldados. Esta vez el Cantón Norte fue el lugar elegido para hacer sentir la ira y el dolor por este hecho. Mujeres émbera acompañadas de un nutrido grupo de personas realizaron un plantón en el Teatro Patria. Dicho plantón concluyó con una velatón que finalizó con enérgicos reclamos a la fuerza disponible y el Esmad, que se apostaron en la entada del Cantón Norte.

Las fuerzas del estado colombianas tienen una larga lista de violaciones a los DDHH , en especial contra las comunidades indígenas.

El dolor de las mujeres indígenas

En medio del plantón, las mujeres émbera decidieron tomar el megáfono y hacer duros reclamos a la fuerza pública, las fuerzas armadas, y hasta el presidente. En su lengua madre y en español, exigieron respeto por parte del estado.

Lea también: Contra los feminicidios y las VBG

Varias representantes de la etnia émbera chamí indicaron que el estado los ve como salvajes, y que las fuerzas del estado los discriminan y tratan como inferiores. Así mismo las mujeres émbera exigieron que los soldados sean entregados a su propia justicia indígena.

Lea también: Contra los feminicidios y el abuso policial

Ellas junto con otras mujeres de distintos colectivos, exigieron respeto por las mujeres y que pare los abusos sexuales sistemáticos desde las fuerzas armadas y la policía. Dichos reclamos se dan al tiempo que se reveló que una menor de la etnia Nukák Makú también fue violada por miembros del ejército en el Guaviare.

«Si tocan a una, nos tocan a todas»

El abuso sexual en muchos ámbitos es un hecho marcado a lo largo y ancho de América Latina. Una de las regiones más peligrosas del mundo para ser mujer según datos de ONU Mujeres.

Esto ha hecho que surjan piezas musicales que se han convertido en himnos de toda esta ira y dolor de las mujeres. «Un violador en tu camino», es una de esas canciones, que fue entonada frente a varios grupos de policiales.

También «Canción sin miedo», fue interpretada en las escaleras del Teatro Patria. Varias mujeres encendieron velas y depositaron flores junto a carteles que reclaman el cese de las violaciones. En medio de todos los carteles, se destacaba uno que tenía un triste y largo listado de víctimas.

La población civil como enemigo

Las fuerzas armadas y la policía son instituciones que continúan basando sus doctrinas en la agresión a la población civil. La cual desde el contexto de la seguridad nacional se ha convertido en un enemigo interno más.

Lea también: Plantón contra la infamia

Durante la semana pasada ocurrió el presunto asesinato de un menor de edad en medio de los desalojos que se dan en la ciudadela Sucre en el municipio de Soacha. Este muerto y otros tantos, fueron también citados en medio de los aireados reclamos que varias mujeres hicieron a la fuerza pública que custodiaba la entrada al Cantón Norte.

Por el momento son ocho los militares investigados en el crimen, pero se cree que pueden ser más los involucrados.

Pareciese que existe una agresión sistemática a la población civil, por parte de las fuerzas del estado. Un fenómeno que se repite a diario en casi cada acción de dichas fuerzas.

Publicación anterior

La escena musical de los pueblos se reúne en el Encuentro Musical de Artistas de la Sabana

Siguiente publicación

ARTÍCULO 6: ACTIVISMO Y DISEÑO

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.