La Noche sin miedo representa la fuerza colectiva de un pueblo que exige ser escuchado, una comunidad que cree que es posible tejer una sociedad sin violencia, en un país que impuso el miedo y silenció las voces de aquellos que luchaban por defender la vida y la memoria. Esta acción colectiva estuvo presente en distintos puntos de la ciudad desde Usaquén, Puente Aranda, Engativá, hasta Barrios Unidos y Suba. Desde allí la música, la cultura, los graffitis, los bailes y los sancochos comunitarios fueron el escenario para hacerle frente a la violencia y la estigmatización. 

Fotografías tomadas por Lina Paola Gasca Martín

Este también fue el espacio para conmemorar el día en que la policía asesinó extrajudicialmente a once personas en los barrios de Diana Turbay y Bochica, en el sur oriente del país, hace 35 años. Esto sucedió cuando un comando de la guerrilla del M-19 robó un camión que repartía leche en el barrio Diana Turbay, con el objetivo de repartirla en los sectores más vulnerables de la ciudad. En ese momento, más de 250 hombres de la Policía y el Ejército rodearon el sector y asesinaron a once personas que se encontraban en el lugar. 

Fotografías tomadas por Lina Paola Gasca Martín

Suba sin miedo 

Los últimos rayos de luz se ocultaban sobre las cinco de la tarde en aquella plaza rodeada de casas antiguas, las nubes difuminaban un lienzo de colores fríos que se filtraban entre las ramas enmarañadas de los árboles que cercaban la Plaza Fundacional de Suba. Sobre los muros de las calles se observan graffitis escritos que dicen: Territorio Muisca. A su alrededor se encuentran pintados los rostros de dos mujeres, junto con la figura de una ranasímbolos sagrados y representativos para la comunidad Muisca y el mensaje “Fucha Zihita”.

Fotografías por Laura Ruiz y Leonardo Montes

Durante años el Cabildo Indigena Muisca de Suba ha hecho un fuerte proceso de resistencia para que su comunidad, su cultura y sus tradiciones sean escuchadas y reconocidas; puesto que,  históricamente esta tierra pertenecía a la Confederación Muisca del Zipa y del Zaque, quienes se dedicaban a la agricultura y el trueque. Así mismo, han emprendido luchas para defender los espacios sagrados y naturales que hacen parte de su territorio como el Humedal Tibabuyes y los Cerros Orientales. Esta constante lucha ha fortalecido los procesos comunitarios en la localidad de Suba, en la que distintos colectivos sociales se han organizado para defender las causas sociales, ambientales y culturales del territorio. 

Fotografías por Laura Ruiz y Leonardo Montes

La noche del 30 de septiembre, la comunidad se organizó para manifestarse en contra de la violencia que ha enfrentado el país en este último tiempo, entre esas razones se encuentran: los abusos, represión e injusticias cometidas por parte de la Fuerza Pública; los asesinatos y  las amenazas contra los líderes, lideresas y defensores de derechos humanos; la estigmatización de la protesta como derecho legítimo para defender los derechos; y la ineficiencia y ausencia estatal frente a la violencia sistemática que enfrentan las distintas regiones del país. 

De repente, la plaza comenzó a llenarse alrededor de las seis de la tarde, y distintos parches  se iban acercando en sus bicicletas para hacer presencia en esta manifestación cultural. Cerca de la capilla central, sobre las gradas de la plaza, un par de jóvenes se encontraban pintando un cartel blanco que se hallaba en el piso que manifestaba: “A pesar de sus balas en Suba seguimos rodando”. 

Fotografías por Laura Ruiz y Leonardo Montes

En esta jornada de Noche sin miedoexpresa Laura con fuerza quisimos traer una galería de memoria recordando a algunas de las personas que han sido asesinadas durante este año por el ejército, la policía y todas las fuerzas estatales; para que no se nos olvide que nos siguen matando a pesar de que tenemos un acuerdo de paz firmado, que siguen estigmatizando a la juventud, la protesta y nuestras voces.

Laura hace parte de la Asamblea de Suba Oriental, un proceso ciudadano que surgió a partir del Paro Nacional del 21 de noviembre del 2019, que se ha organizado en torno a las necesidades de las personas que habitan en la zona oriental de Suba, para poder reconocer y defender el territorio. 

Creo que el arte es una herramienta, un mecanismo para  dejar plasmado lo que nos pasa, para mostrar la realidad, para que no se nos olviden nombres y caras, que dejemos de ser cifras simplemente y que llenemos de sentido y humanidad a todas las personas, porque a veces pensamos que todo lo que pasa está muy alejado de nosotros y en realidad nomanifiesta Laura sobre el mural de la memoria que están construyendo con las fotografías de los jóvenes asesinados.

El cielo se tiznaba de gris mientras se escuchaba la voz de un poeta declamando con fuerza los versos para recordar las luchas populares contra la represión—Pues yo me dije hasta cuándo puede el pueblo resistir, si acaso vale vivir como bestia en un corral o peor que un animal hasta el punto de morir— narraba con fiereza Uriel Montañez, el poema “A mi partido Compadre”. 

Este poema fue  escrito por el compositor panameño Chang Marín, lo hizo en una época en que el pueblo panameño estaba viviendo duras luchas contra el régimen. Entonces al compañero se le ocurrió un poema que rescatara las luchas populares que involucrara al campesino, al obrero, a los estudiantes y a todas las clases populares panameñas. Cuenta Uriel sobre el poema que acaba de recitar. 

Lea también: Huerta Tibaguya: raíces de lucha

Fotografías por Laura Ruiz y Leonardo Montes

Uriel Montañez fue dirigente sindical y militante de la Unión Patriótica, quien desde hace algunos años vive en la localidad de Suba, apoyando el trabajo social de la comunidad y los procesos del Cabildo Indigena Muisca. Al finalizar de declamar su poesía, se retira del espacio con una sonrisa amigable y expresa la importancia del arte como forma de resistencia y transformación social. 

El arte, la poesía, el teatro, y todas las formas de cultura son propicias para llegar a diferentes sectores populares de las regiones, por ejemplo, aquí en Suba. A mí me gusta mucho la poesía porque es un medio sencillo y muy ágil para llegarle a las masas populares, al obrero que lo entiende con facilidad, al estudiantado y a las amas de casa, a todos los sectores sociales que les interesa un cambio en este país.”

Fotografía por Laura Ruiz y Leonardo Montes

Al caer el anochecer, un joven con mirada ausente se encuentra pintando unos rostros con colores oscuros de negro, gris y blanco. Sobre aquellas paredes han quedado retratados los ojos absortos de mujeres con un aire escalofriante y lúgubre.  El joven se encuentra ensimismado en las siluetas que traza con precisión y detalle, observa los rostros como quien escarba en las memorias de un pasado lejano. Los rostros de aquellos jóvenes, son como las sombras de una verdad innombrable, es el grito que nubla la noche en un país que ha silenciado sus voces. 

Fotografía por Laura Ruiz y Leonardo Montes

Hoy estoy tratando de hacer un poco la conmemoración de los chicos que han muerto por las cosas que han pasado violentas en la ciudad—cuenta Pedro Lopez sobre el mural de los jóvenes—entonces quiero mostrar un poco de violencia y tranquilidad también en lo que estoy pintando como reflejo de lo que está pasando en la ciudad. Hay algunos que están tranquilos, pero otros estamos en conflicto con lo que está pasando.

Fotografías tomadas por Lina Paola Gasca Martín

Sobre las nueve de la noche el mural de la memoria fue iluminado por el calor de las velas, para recordar la historia de cada joven que fue asesinado y se lo llevó la violencia. Encender una vela es un acto simbólico para recordar a nuestros muertos, es un espacio para sembrar la memoria, para reconocer que más allá de cifras irreconocibles e intangibles, existió una historia, un rostro, un nombre, un sueño, y una vida que se esfumó como el viento; pero con ella crecen las razones para seguir luchando por el derecho de vivir. 

Texto por: Laura Ruiz

Fotografías por: Lina Gasca

Publicación anterior

“Me siento desprotegida" Denuncia Yuly, Víctima de violencia de género

Siguiente publicación

XIX Festival Ibagué Ciudad Rock Edición virtual

Equipo En Las Calles

Equipo En Las Calles

Equipo de reportería callejera de El Otro Parche

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *