En medio de una festiva celebración que contrastó con lo ocurrido el año pasado. Los skaters celebraron su día rodando entre el parque Santander y el parque de los hippies. Con una larga parada en el parque Nacional en donde hicieron acrobacias y arriesgados descensos.

Los descensos de la parte alta del parque nacional hicieron parte de la celebración por otro año más de la cultura alrededor del skate

Con un clima soleado y caluroso, un gran número de skaters rodaron por la ciudad para celebrar su día. A pesar del recuerdo de las agresiones sufridas el año pasado, todo transcurrió pacíficamente.

Lea también: Diblando á pobreza

La movilización fue acompañada por la policía, pero esta solo intervino para controlar el tráfico. De la misma manera, las autoridades distritales ayudaron a garantizar la seguridad de los participantes.

Aunque el plan inicial era rodar hasta un parque de la calle 72 con carrera 24. El plan se modificó y se hizo una larga parada en el parque nacional. Para luego continuar hasta el parque de los hippies.

Lea también: Ambición de trascendencia

En la parada del parque nacional, se hicieron múltiples acrobacias en los alrededores del monumento a Rafael Uribe Uribe. Así como descensos desde la parte alta del parque.

Lea también: Maior grafite do mundo

Cayendo la tarde se movilizaron al parque de los hippies donde concluyó la celebración que estuvo musicalizada por un sound system traído por la gente de Fiebre Skate Magazine.

Publicación anterior

DIBLANDO Á POBREZA

Siguiente publicación

EL VIEJO Y EL MAR. HEMINGWAY EN CUBA

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.