En la Patagonia Argentina, el graffiti aparece como herramienta para la conservación del Patrimonio Natural de la Humanidad. 

Las coordenadas de esta ruta aparecen en la costa norte de la Patagonia, en la ciudad Argentina de Puerto Madryn. 

Este spot turístico, es el elegido por las ballenas francas australes que se reproducen de Mayo a diciembre. También los pingüinos y elefantes marinos deciden pasar una temporada al otro lado de la bahía, en la rocosa Península Valdés. 

La historia nos dice que esta ciudad fue fundada en 1865, por colonos galeses pero la literatura indigena tambien cuenta de los primeros habitantes quienes mucho antes eran conocedores de el fuego y la naturaleza de la zona.

Además de ser considerada como la capital Nacional del Buceo y actividades subacuáticas, Puerto Madryn también ofrece cultura e historia. En nuestra ruta viajera encontramos espacios comunitarios artísticos como el teatro del muelle que está rodeado por una serie de murales intervenidos que  logran transportarnos a las ancestrales vivencias de de los pueblos originarios de nuestra América. 

Esos guiños culturales que se ven reflejados en los muros de la zona, nos recuerdan la importancia  de las comunidades y el contexto natural; El mar y la tierra.

No en vano, el graffiti aparece como una herramienta social para crear conciencia sobre la importancia del medio ambiente en este puerto que es la entrada a la  Península Valdés, Patrimonio Natural de la Humanidad declarado por la UNESCO en 1999. 

Le puede interesar: 

Graffiti y muralismo ambiental en Mexico

Siga mi ruta viajera #thetrip en Instagram

@diariosdbicicleta 

Publicación anterior

Este es el análisis de las preliminares de la Copa América del Fanzine

Siguiente publicación

Una fiesta metalera para recordar con FKI

Big Fish

Big Fish

Bogotano, Docente , Guía turístico . Amante de las bicis, la montaña y la lectura. Realiza su labor en sector turismo y navega por los siete mares con cámara en mano.