Luego de 5 días de protestas pacíficas, los estudiantes de la Universidad Nacional continuan exigiendo que se establezca una matrícula cero para estudiantes de pregrado y posgrado en las distintas sedes de la institución a nivel nacional. A pesar del frío y las duras condiciones aún no hay un pronunciamiento certero que dé solución a sus peticiones.

Los estudiantes ya completan cinco días acampando en la Universidad Nacional a la espera de una solución que evite la deserción en la institución.

La precaria situación de la educación pública

Los estudiantes de universidades públicas vienen protestando desde hace muchos años atrás debido a lo complejo que resulta acceder y subsistir estudiando en una universidad pública. A pesar que estas instituciones son más económicas que las universidades privadas, el bolsillo de las familias colombianas es incapaz de lograr sostener a un estudiante universitario.

Lea también: Encadenados por matrícula cero en U. Nacional

Si a esta dura situación le añadimos la actual pandemia, tenemos una gran posibilidad de una deserción académica debido a la imposibilidad de pagar matrículas. Básicamente los estudiantes están ante el dilema entre comer o pagar matrícula.

Aunque el gobierno nacional destinó un dinero para lograr la condonación de la matrícula de cierto número de estudiantes, aún así este monto es muy bajo para lograr dar un real cubrimiento al gran número de estudiantes con el que cuenta estas instituciones, en especial la Universidad Nacional.

Velas, antorchas y arengas

Los manifestantes en esta ocasión y buscando el apoyo de la ciudadanía, convocaron a una velatón frente a la entrada por la calle 26. Allí con antorchas, arengas y música recordaron sus peticiones y la urgente necesidad de la aprobación de una matrícula cero para estudiantes de pregrado y posgrado.

Lea también: Plantón matrícula cero UPN

Tal parece que seguirán en esta protesta por tiempo indefinido mientras se consigue más presupuesto para la educación pública. Además que recientes denuncias del senador Wilson Arias, indican que reducirían aún más el presupuesto de la educación.

Publicación anterior

Graffiti en espacios residenciales; Home sweet Home

Siguiente publicación

La cruda imagen de los cementerios bogotanos en la pandemia

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Ronald Ernesto Cano Gutiérrez

Cucuteño, desarrollador de software, activista, ciclista, cinéfilo y fotógrafo de calles, paisajes y luchas.